Independiente Atletic Club

BASQUET IAC: JUAN CRUZ TALENTO DE EXPORTACION

BASQUET IAC: JUAN CRUZ TALENTO DE EXPORTACION

Juan Cruz Cantarini, jugador de la Primera del básquet Coreano, se encuentra ante la oportunidad de su vida, le propusieron ir a jugar a Dinamarca y él aceptó.

Talento de exportación


Juan Cruz Cantarini, jugador de la Primera del básquet Coreano, se encuentra ante la oportunidad de su vida, le propusieron ir a jugar a Dinamarca y él aceptó. En una nota realizada entre Voces Coreanas y El Coreanito, el Cacu habló de todo, sus inicios, la propuesta y sus expectativas


Cambió el básquet por el fútbol, pero no estuvo demasiado alejado porque era arquero. Juega como alero, por su edad tiene una buena altura, se muestra contento pero maduro, sereno, sabe que debe aprovechar una oportunidad que le llegó en un muy buen presente. Deberá dejar su familia, sus amigos, sus estudios de Trabajo Social en la ciudad de Rosario, pero entiende que debe subirse a este tren, porque quizá no vuelva a pasar de nuevo.

Con una familia de mucha historia y arraigo en el club, Juan Cruz Cantarini, o Cacu, como lo conocen todos en Corea, se prestó para la nota a semanas de emprender lo que seguramente será una de sus mejores experiencias en el deporte y en la vida: ir a jugar al básquet a Dinamarca.


En algún momento jugaste al fútbol ¿cómo fue ese traspaso al básquet?

Cuando era muy chico hacía varios deportes, iba a fútbol, básquet y tenis. Luego me incliné por el fútbol, era arquero, tuve la suerte de jugar en una buena categoría, la ‘98/’99 y de ganar varios campeonatos en inferiores bajo las órdenes de Walter Castanetto.

En el año 2013 comencé a venir a jugar al básquet al playón y me empezó a gustar, así que empecé a practicar también este deporte. Los horarios se me superponían con los de fútbol y me gustaba más el básquet, me decidí, fui a la práctica de fútbol y le avisé al entrenador que no iba a seguir más, luego me insistieron y volví por un tiempo, pero de nuevo me incliné por el básquet y terminé dejando el fútbol.


¿Qué fue lo que te atrajo más del básquet que del fútbol?

Me gustó más el deporte en sí, inclusive me gusta más mirarlo. Me interesa la intensidad y la continuidad que tiene. Además el practicar otro deporte me dio la posibilidad de hacer muchos amigos nuevos, por fuera de los que ya tenía por el fútbol.


¿Extrañás algo del fútbol?

Lo que más extraño es compartir cosas con mis amigos, que la mayoría están jugando acá en Independiente.


¿Cuáles fueron las competencias más importantes que disputaste en el básquet de Independiente?

En las inferiores pudimos jugar dos “Final Four”, que es una especia de mini torneo que lo disputan los cuatro mejores clasificados. Uno fue en el año 2013 acá en Chañar Ladeado, en el que salimos segundos y otro en 2014 en Firmat, en el que terminamos cuartos. Luego, por supuesto, está el título de Primera que conseguimos el año pasado en la Venadense.


¿Cómo te arreglás con el estudio y las prácticas?

Entreno en la semana en Rosario y cuando puedo lo hago acá, obviamente vuelvo siempre para jugar. Tengo la suerte de que mi hermano vive en Rosario, está en auto y me espera ja, pero no lo tomo como un sacrificio porque me gusta hacerlo.


¿La propuesta te llega en tu mejor momento?

Creo que llega en el momento justo, vengo de un torneo en el que el club apostó por foguear a los juveniles y tuve la suerte de jugar muchos minutos. Si bien no pudimos campeonar, creo que avanzamos mucho en otros aspectos y estuvimos muy cerca de jugar las semifinales.


¿Cómo surgió la chance de ir a jugar al básquet al exterior?

Luego del último partido que jugamos como local ante Centenario antes de los play-offs, volví a Rosario, entré a Facebook y me encontré con un mensaje privado de una persona que decía llamarse Mauricio Gutiérrez, un chico oriundo de Firmat, me contaba que estaba trabajando con Antonio Porta en Dinamarca, que fue un jugador profesional de básquet argentino y vistió la camiseta de la selección, tuvo un paso por Italia, Rusia y obviamente Dinamarca, en donde luego se instaló y se quedó a trabajar. También me contó que había laburado con Mario Fogolín, nuestro entrenador actual en Primera.

Enseguida llamé a Mario, que me dio muy buenas referencias de este chico, cuando tuve la oportunidad de conocerlo con mi familia, de hecho fue así, una persona muy atenta. Cuando se los comenté a mis viejos, ellos se entusiasmaron con la idea y le pedí a Mauricio más información, luego mi familia y yo nos fuimos reuniendo con él para interiorizarnos más sobre el tema.

También pudimos hablar vía Skype con Porta para que nos comente un poco más sobre el proyecto y nos dejó todo muy claro. El 6 de Agosto me iría con Gutiérrez para Dinamarca, la verdad tengo una alegría inmensa.


Una oportunidad para aprovechar.

Sí, no sólo por el básquet, sino también por el hecho de poder vivir en otro país y conocer otra gente, otra cultura, un idioma diferente. Me parece que soy joven y que era el momento para hacerlo.


Contanos sobre el proyecto y a dónde irías a jugar.

El club, que se llama Sevendborg Rabbits, está conectado con una escuela, vos estudias pero todo está más apuntado al deporte. Yo jugaría en la Sub 19  de la escuela y en el club, que tiene una Primera local y otra profesional. Me ubicaría en una ciudad llamada justamente Svendborg y me alojaría en la escuela, en donde estudiaría inglés y algo de danés. En el instituto también hay otras actividades que si me interesan las puedo encarar, es muy flexible el tema en ese sentido.


Concretamente en lo deportivo ¿sabés con qué te vas a encontrar?

Allá te ofrecen dos planes de entrenamiento, uno menos exigente y otro profesional, que es en el que está Antonio Porta, yo me inclinaría por hacer ese, ya que voy con el fin de jugar, voy a dedicar el mayor tiempo posible al deporte. Eso va incluir entrenamiento táctico, físico, doble turno.

La propuesta es hasta fin de año, porque es para chicos de categoría Sub 19, a mí me quedan los últimos meses y por eso debía aprovecharlo. Si todo va bien y sigo, genial, sino será una tremenda experiencia que seguro no me voy a olvidar.


¿Investigaste sobre el básquet danés? Quizá no es una liga tan fuerte como la española, la italiana, la rusa o la lituana.

Estuve investigando, Antonio me dijo que la Primera tiene un nivel superior al de la Venadense, quizá se asemeja al nivel de un Federal. Vi videos del club y del equipo, veremos con qué me encuentro cuando llegue el momento.


¿A quiénes les estás agradecidos por esta oportunidad?

Obviamente a mi familia, a mis compañeros de Primera e Inferiores. A mis técnicos Carlos Mendoza y Mario Fogolin, quienes me ayudaron a tomar la decisión, a la subcomisión y al club y a los compañeros que ya no están pero siguen con contacto con nosotros.


Desde el club estamos más que orgullosos de esta oportunidad. Orgullosos de tener talento para exportar, para mostrarlo en otras partes del mundo. Muchísima surte Juan Cruz, te estaremos siguiendo paso a paso, ojalá se cumplan tus deseos y se dé todo de la mejor manera tanto en lo deportivo como en lo humano ¡Buen viaje Cacu!


Enviar por mail