Independiente Atletic Club

COLONIA IAC: LOS CHICOS DISFRUTARON DE SU NOCHE EN EL CLUB Y CERRARON LA TEMPORADA - 08/02/21

COLONIA IAC: LOS CHICOS DISFRUTARON DE SU NOCHE EN EL CLUB Y CERRARON LA TEMPORADA - 08/02/21

La pandemia impuso sus condiciones, pero, a pesar de ello, Independiente logr贸 brindarles su noche de acampe a los chicos de la Colonia de Vacaciones. Repasamos la cr贸nica de cada una de las jornadas y el cierre de Colonia

El año fue complicado para todo tipo de eventos y actividades multitudinarias. La pandemia dio de baja la planificación habitual de los campamentos, con viajes a destinos donde los chicos pueden conocer y disfrutar de la naturaleza. Pero no por eso el club se quedó de manos cruzadas, se buscó la manera de cumplir con una de las cuestiones fundamentales de la temporada de Colonia de Vacaciones.
   
Finalmente, se decidió organizar los campamentos para todos los grupos (más una jornada extensiva dedicada a los más chiquitos) dentro de las instalaciones del club. Obviamente, se buscó respetar las medidas sanitarias que se vinieron desarrollando desde el inicio de la temporada y respetar las burbujas en las que se venían desempeñando los chicos.
   

Se había planificado dividir a los grupos de 1º y 2º grado para que tengan su campamento de lunes a martes, a los de 3º y 4º grado para que lo lleven a cabo de martes a miércoles y a los 7º grado y 1º año de la secundaria para que lo hagan de miércoles a jueves, más la jornada extendida para los más peques. Por cuestiones climáticas, hubo que unificar a los grupos.
   

Por lo tanto, los grupos más chicos tuvieron su jornada el lunes 08 de Febrero y los más grandes el martes 9 de Febrero, todos pasaron la noche en el club. Por su parte, los chiquitos de Guardería tuvieron su jornada extensiva el miércoles 10 del presente mes.
   

Tanto los grupos de los más chicos como de los más grandes tuvieron un itinerario similar; concurrieron al club ya bañados alrededor de las 19:00 hs. en donde se repasó el listado de carpas, se realizaron juegos y tuvieron su cena (hamburguesas con helado de postre) a las 22:00 hs. Las burbujas fueron de hasta 10 chicos y las mismas se dividían en dos carpas.
   

Posterior a la cena, se realizaron juegos nocturnos y, obviamente, se cerró la jornada con el tradicional fogón antes de irse a dormir. En el caso del fogón, los chicos más grandes, que están más desenvueltos, extendieron es parte del campamento un poco más con la realización de los tradicionales cantos y sketches.
   

El desayuno tuvo como menú chocolatada con tortas y facturas, para luego pasar a realizar juegos tradicionales de Colonia y luego almorzar fideos con salda y crema con helado de postre. Más tarde, se disfrutó de una jornada de pileta para luego pasar a realizar juegos específicos de campamento (supervivencia, travesía, etc.) adaptándolos a las instalaciones que dispone el club. A las 17:00 hs. merendaron y a las 18:00 hs. finalizaron el campamento.
   

En la jornada de lunes a martes, hubo un total de 81 chicos en los grupos de menor edad que participaron del primer campamento, con 10 profes a cargo y algunos colaboradores. En cuanto a los grupos más grandes, que realizaron su campamento de martes a miércoles, participaron 47 chicos y estuvieron 7 profes presentes.

Por último, el miércoles (simultáneamente al campamento de los grupos 7º grado y 1º año, pero sin compartir el mismo espacio) a las 15:30 hs. llegaron los peques de la Guardería, totalizando 19 chicos que estuvieron a cargo de 5 profes. Los niños arrancaron su jornada extensiva en la pile, para luego trasladarse a la plaza para disfrutar de juegos y una merienda que consistió en torta y jugo.
   

A las 19:00 hs. volvieron al predio del club para realizar manualidades y en donde también elaboraron bombones de Quacker que se llevaron a sus casas. Para la cena hubo hamburguesas y helado y luego los papás pasaron a retirarlos, al ser tan chiquitos, se decidió que lo mejor era que tuvieran esta primera experiencia cercana a un campamento, pero que pasaran la noche en sus casas.
   

Cabe resaltar que no se solicitó ayuda a los padres, ya que los campamentos se realizaron en la institución, y de paso se buscó por un momento desarraigar a los chicos por completo de su casa y sus vínculos y que compartieran únicamente junto a los profes y sus compañeros.
   

En cuanto a los papás, se agradece muchísimo a quienes prestaron sus carpas, ya que el club cuenta con carpas para albergar a 60 chicos y chicas, pero el número excedía esa capacidad y hubo colaboración de parte de los padres. Por otro lado, se les agradece una vez más la confianza depositada en el equipo de profesores y profesoras que se encargaron del cuidado de sus hijos e hijas.
   

Por otro lado, hay que destacar la labor de los profes que se pusieron en el rol de padres en cuanto a la cocina y a la limpieza, labores que generalmente realizan los papás y mamás que colaboran en cada campamento. Por otro lado, resaltar como siempre el gran trabajo realizado en los campamentos y a lo largo de la temporada de verano.
   

Si bien no fue lo esperado, de alguna manera se cumplió con el ritual de todos los veranos y la Colonia Coreana tuvo sus campamentos. Se notó la alegría y el entusiasmo de los chicos que concurrieron, lo que nos impulsa a ir por más y a planificar (si la situación lo permite y ojalá así sea) otro viaje inolvidable para la temporada que viene.
   

A su vez, el día viernes 12 de Febrero se realizó la despedida de la Colonia de Vacaciones. Todos los grupos concurrieron para una última jornada especial, que tuvo como atractivo la realización de juegos en conjunto que estuvieron basados en la supervivencia, generando diversas estaciones a lo largo de todo el predio de la institución. Los chiquitos de Guardería realizaron actividades adaptadas a su edad.
   
Los chicos y chicas comenzaron el circuito de supervivencia nadando en la pile, pasaron por una prueba de cuerpo a tierra, posteriormente debiendo superar la telaraña montada con sogas, para continuar y dar 10 vueltas en un poste, antes de hacerse milanesa en la arena de la cancha de Voley playero. Luego de esto, debieron pasar por la lona de barro, trepar por el puente mono para llegar al playón y realizar una serie de saltos y carreras, culminando con una pasada por la lona enjabonada.

Para realizar todas estas pruebas, los más grandes tuvieron que ayudar a los más chiquitos. Todo se llevó a cabo en el horario habitual de Colonia y los chicos se despidieron recibiendo su habitual presente de fin de año. Felicitamos a los profes y colaboradores por un año más de alegría y diversión brindada a los chicos en la Colonia y agradecemos nuevamente a los papás y mamás que depositan su confianza en el club y en nuestro equipo de trabajo para que cuiden y hagan pasar gratos momentos a sus hijos e hijas.

¡HASTA EL VERANO QUE VIENE!

 

Enviar por mail